Por fin está en las librerías; en una, incluso en el escaparate.

Después de tantos años en los que fue sólo mío. Después de pasar horas y días a solas los dos, sin otra compañía, sin necesitarla, por más que dijera escribir para ese lector ideal.

Por fin lo veo allí y se me difumina, pierde nitidez el contorno del objeto que me pareció tan rotundo la primera vez. Y es que siento que lo pierdo.  No me pasó al mandárselo a mi agente, ni cuando ella lo envió a una editorial, ni cuando imaginé al editor leyéndolo, ni cuando lo supe en manos del corrector. Tampoco cuando le perdí el rastro en alguna imprenta perdida por algún polígono industrial.

Me sucede ahora, que lo veo separado de mí por el cristal del escaparate. Porque cada lector que lo toma en sus manos nos separa. Cada lector que lo compra gana el derecho de apropiárselo. Cada lector que lo lee lo posee.

No, no es que tema lo que le pueda pasar ahora que ya no lo tengo. No me asustan las críticas ni el desinterés ni el fracaso.
Es que se ha ido, me ha dejado. Soy yo quien sin él se siente desamparado.

Dedicado a Francisco Ortiz.

7 Comentarios

  • Edda Enviado el 14 diciembre, 2009 6:09 pm

    Puede que sientas esa distancia con tu libro, y sin embargo eres tú, Rosa, la que te acercas al lector a través de él. A ese lector que no te ha leído hasta ahora, al que vuelve a leerte otra vez o a los que seguimos tus andanzas.

  • Yasmin Enviado el 14 diciembre, 2009 7:06 pm

    "Cada lector que lo toma en sus manos" no puede más que entrar en un proceso de interacción con tu imaginación. No puedes perder ese objeto de tu creación, sino sólo ganar una comunidad a través de él. Sin embargo, puede ser que ese sentimiento de pérdida que sientes ahora tiene que ser parte del proceso … para volver … a imaginar. Mientras tanto: disfrutemos del escaparate!!!

  • Yasmin Enviado el 14 diciembre, 2009 7:13 pm

    "Cada lector que lo toma en sus manos" no puede más que entrar en un proceso de interacción con tu imaginación. No puedes perder este objeto de tu creación, sino sólo ganar una comunidad a través de él. Sin embargo, puede ser que ese sentimiento de pérdida que sientes ahora tiene que ser parte del proceso … para volver … a imaginar. Mientras tanto: disfrutemos del escaparate !!!

  • Francisco Ortiz Enviado el 14 diciembre, 2009 7:54 pm

    Muchas gracias. Pienso y sonrío a la vez. Un abrazo.

  • Montse Enviado el 15 diciembre, 2009 1:40 pm

    Rosa. Ahora tu libro és de todos, lo compartimos y nos deleitamos con su lectura. Gracias a ti , lo tenemos. Besos.

  • Lola Mariné Enviado el 16 diciembre, 2009 1:44 pm

    Tiene que ser una sensación única ver tu libro (y tu nombre) en un escaparate, o en manos de alguien que no conoces…
    Pero yo creo que no se aleja de ti, al contrario, es tuyo y es de todos.
    Un beso.

  • Felipe Sérvulo Enviado el 20 diciembre, 2009 7:21 pm

    Bueno. Te encuentro con otra maleta de viaje, lo cual me alegra.
    Te enlazo en mi "Inventarios" y demás soledades, me hago seguidor…, y te mando un fuerte abrazo.

Añadir comentario

Responder a Yasmin Cancelar respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*