«Rosa Ribas no nació hasta que el médico de su madre no terminó de leer El gatopardo, de Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Y se llama Rosa y empezó a leer y a escribir porque… Mejor enterarse por boca de ella en Peces abisales (Tusquets), su memorias noveladas, su libro más personal, emotivo, existencial y literario en el sentido de que desvela cómo su vida está poblada de episodios dignos de novelar y porque cuenta qué la llevó a ser novelista.»

Así se abre la entrevista con Winston Manrique Sabogal para el magacín cultural WMagazín. Para leerla, basta con pinchar en este enlace: Entrevista en WMagazín.