© Rosa Ribas

15 de agosto de 2014
Mis últimas líneas.

Estoy contento de haber llegado a terminar el capítulo. No me esperaba ese final.
Cómo acaba la novela ya me lo contarán los nuevos: el del MNAC que le regaló Montse D. y el del Hamburger Bahnhof que se compró la semana pasada en Berlín. Ya han pasado unos días conmigo, el sacapuntas y la goma en el estuche. Parecen buenos chicos. Y los veo muy motivados.

1 Comentario

  • Társila Reyes Sicilia Enviado el 17 agosto, 2014 11:38 am

    Disfruto mucho estas pequeñas historias de lápices «con alma», que piensan, hablan y sienten. Será porque comparto contigo el gusto por ellos… Cada nueva entrega es siempre para mí una grata sorpresa.
    ¡Gracias por compartirlas!

Añadir comentario

Responder a Társila Reyes Sicilia Cancelar respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*