© Stewart King

Que Ana Martí podía llegar lejos de algún modo lo intuíamos ya cuando Sabine Hofmann y yo decidimos que nuestro proyecto inicial de escribir una novela a cuatro manos se convirtiera en una trilogía. Ana, la joven periodista, tenía mucha vida por delante. No bastaba Don de lenguas para contar todo lo que queremos saber de ella.

Por eso, después llegó El gran frío con una Ana Martí más curtida en el campo del periodismo de sucesos.

Y este verano empezaremos la tercera y última aventura de Ana, en la que, esto es lo único que podemos y queremos avanzar, habrá reencuentro con Beatriz Noguer e Isidro Castro.

Mientras tanto, Ana sigue viajando por el mundo. Ahora nos llega esta foto tomada en una librería de Melbourne. The Whispering City (y ese seudónimo con el que sigo sin lograr sentirme a gusto) ya está en Australia. La imagen es cortesía del hispanista australiano Stewart King.

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*