Hoy han abandonado la casa los siguientes objetos:

  • 5 libros que he dejado en el bookcrossing de Merianplatz. Sólo media hora más tarde he vuelto a pasar por allí y todos habían desaparecido, pero eso no me ha hecho dudar de la decisión de desprenderme de ellos. Serán más felices en otras manos. A mí no me interesaron.
  • 1 rotulador negro seco. Me provoca mala conciencia cada vez que encuentro en un cajón un rotulador que se ha secado por desuso.
  • 3 reflectores de rueda de bicicleta. Los compré para la última bici que tuve y que me robaron antes de que me diera tiempo de ponérselos. Esto acabó de convencerme de que esa bicicleta, la tercera que me robaron, era la última que compraba.
  • 1 lámpara roja. También para esa bicicleta. La he dejado con los reflectores sobre uno de los contenedores de basura de la casa. Ya ha desaparecido. También los reflectores. Me alegro.
  • 3 llaves que no sé qué abren o cierran. Antes de tirarlas, más por temor superticioso que porque creyera que tenía sentido, las he probado.

Total: 13

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *