En los últimos cinco días han abandonado la casa los siguientes objetos:

  • 30 libros. La mayoría han ido a parar a diferentes puntos de bookcrossing en Frankfurt. Desde que pusieron el primero en nuestro barrio, en Merianplatz en 2009, la idea ha cuajado de tal modo que actualmente hay más de 70 repartidos por toda la ciudad. Los libros los vamos llevando en paquetes de 5, tantos como pueda abarcar la mano. Estos días pasados nunca hemos vuelto de vacío porque hemos encontrado otros libros atractivos. En una ocasión salimos con los 5 habituales y regresamos con 4.
  • 1 afinador de violín. De los de soplar. No era nuevo y tengo que reconocer que soy un poco aprensiva.
  • 1 set de tapones para los oídos de Aeroméxico. Son enormes. Me he quedado la máscara para cubrir los ojos. Un día quiero probar cómo es eso de dormir en la  oscuridad absoluta. Seguramente al día siguiente tiraré la máscara, pero antes, la experiencia.

Total: 32

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *