Este fin de semana abandonaron la casa los siguientes objetos:

  • 10 libros. 8 los he dejado en diversos bookcrossing. 2 han ido directamente al contenedor de papel. Eran ediciones de pésima calidad. Las páginas se habían vuelto de color marrón oscuro y eran casi ilegibles.
  • 3 cabecitas de reno de madera. Decoración navideña que el farmacéutico del barrio nos regala cada año a los clientes. Las dejé colgadas en un árbol del parque camino del supermercado. A la vuelta habían desaparecido.
  • 2 bolígrafos. O gastados o tan secos que no ha habido manera de que escriban.
  • 1 atril de mesa de metal. Se había oxidado.
  • 1 caja de una bombonería en Canadá. Contuvo, por supuesto, bombones, pero de eso hace mucho tiempo. La persona que me la regaló hace mucho tiempo que desapareció de mi vida y nunca me resultó especialmente simpática.

Total: 17

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *