Hoy han abandonado la casa los siguientes objetos:

  • 3 mandos a distancia de aparatos que hace mucho tiempo que salieron de casa.
  • 1 candado de bicicleta. He tenido tres bicicletas. Me las han robado las tres. La que más dolió fue la primera, una bicicleta de estilo holandés con la que aprendí a circular por la ciudad. En realidad, aprendí  a montar en bici en Alemania, antes nunca había tenido una. Empecé en el parque, porque pensaba que era más fácil, pero no sabía cuánto resbala el barro y sufrí una de las caídas más aparatosas, de las varias que tuve. Creo que hasta me pusieron la inyección contra el tétanos. La bici falsamente holandesa, porque era de fabricación italiana, parecía mejor de lo que era. Supongo que por eso me la robaron cuando cometí la imprudencia de dejarla una noche aparcada en el patio del edificio de la facultad porque llovía. Era negra, alta y pesada. Le había puesto una pegatina con las letras PR. El Prat. El PR era el antiguo autobús del Prat. También llevaba un timbre en forma de sonriente tiburón azul. Es curioso, me la robaron hace muchos años pero la recuerdo perfectamente. Las otras dos, que compré de segunda mano en el mercado de las pulgas al lado del río, no sé ni de qué color eran.
  • 2 bolis que no escriben. He usado todos los trucos para reanimarlos, pero sin éxito.
  • 1 goma de borrar con claros síntomas de momificación.
  • 1 gafas de 3D tuertas.

Total: 8

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

*