Despedimos con todos los honores a este lápiz de color naranja que fue protagonista de uno de los últimos “Entre lápices”, el episodio «Que no se note«.

Tenía fama de miedica, pero ya se sabe que “valiente no es quien no tiene miedo sino quien se enfrenta a él”. Y si bien su pavor al sacapuntas le ha acortado la vida laboral, me ha acompañado durante muchas páginas. Sus compañeros, incluso los más chismosos, tienen un noble corazón de grafito y se despiden de él con vítores.

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *