Estos últimos días las redes se han llenado de resúmenes anuales de Spotify, en los que los usuarios comparten cuáles han sido las canciones y los ‘podcasts’ que más han escuchado. Es muy fácil, abres Spotify y una simpática animación se dirige amistosamente a ti y va desgranando tu actividad, desde cuántos minutos de música has escuchado hasta qué canción escuchaste en bucle; y, mientras tanto, te va dando jabón, diciendo lo bien que lo has hecho, como si escuchando música hubiera también que hacer méritos. Finalmente, loa tu excelente gusto y te invita a compartirlo con el mundo. Cosa que, aunque tal vez con la sospecha de que “eso seguro que se lo dices a todos”, han hecho muchos.
A mí también me ha preguntado que si no quiero que el mundo sepa que música me gusta. No, no quiero. Pero como esta es época de compartir, voy a mojarme también.

Si quieres leer el texto completo, puedes seguir este enlace: El Spotify de Merkel – El Periódico.

Tribuna publicada en El Periódico el 9 de diciembre de 2021.

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *