Hoy han abandonado la casa los siguientes objetos:

  • 3 rotuladores secos. Dos azules y uno negro.
  • 1 pluma estilográfica manchada de tinta seca porque el cartucho reventó. No puedo saber cuándo pasó porque llevaba muchos años dentro de un cajón. Supongo que me la regalaron. Atención gente: la mayoría de los zurdos no podemos escribir a pluma porque nos llevamos la tinta con el canto de la mano. Creo que hay más plumas perdidas en otros cajones de la casa. ¡Voy a dar con vosotras, instrumentos del demonio!
  • 20 bolígrafos. Los he dejado en una cajita en la calle. Ya los han adoptado.
  • 2 libretas con notas y bibliografía de mi tesis doctoral. Al contenedor de papel.
  • 1 rosa de porcelana.
  • 1 tapones para los oídos.
  • 1 sonriente calavera de plástico. Otro de esos objetos que se guardan como recuerdos de algún evento o de alguna fiesta y que dejan de tener sentido porque ya no sabes de dónde salieron exactamente. Solo me parece recordar que mostrándola en la barra tenías bebida gratis. Poco mérito para conservarla.
  • 5 pins de congresos.

Total: 34

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *