Hoy han abandonado la casa los siguientes objetos:

  • 1 par de sandalias viejas.
  • 1 par de zapatillas de deporte aún más viejas.
  • 1 paquete de tarjetas de visita de cuando fui profesora de la Universidad de Heilbronn. Tres años, de 2005 a 2008. Lo que me recuerda que hace once años que dejé la universidad para dedicarme a la escritura.
  • 1 llavero, creo, porque no se me ocurre para qué otra cosa puede  servir esa letra P unida a una cadenita.
  • 1 tampón en el que pone «ausgesondert am…». Era de una de las bibliotecas del Departamente de Lenguas y Literatura Románicas de la Universidad de Frankfurt. Se usaba para marcar los libros que se retiraban del catálogo y se regalaban o se vendían, para que quedase claro que no eran robados. Quedó él mismo también fuera de servicio cuando la facultad se trasladó a su sede actual. Quería usarlo para marcar los libros que salían de mi propia biblioteca, pero después me pareció algo cruel. No lo usé nunca ni lo voy a hacer.
  • 1 paño para limpiar las gafas.

Total: 6

 

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

*