Hoy los Reyes Magos han tenido la amabilidad de llevarse los siguientes objetos de casa:

  • 1 llave, seguramente de un candado de bicicleta. Seguro que no será la última. Un día de estos tengo que ponerme a contar cuántas llaves inútiles se escondían en los cajones.
  • 1 tapones para los oídos de una compañía aérea. Ya tiré otros. Ida y vuelta, claro.
  • 1 la máscara de dormir que venía en la misma bolsita que los tapones.
  • 5 dados amarillos que usaba en las clases de lengua para jugar con los alumnos. Los he dejado en la calle y han desaparecido en pocos minutos.
  • 1 pieza de metal con una correa para identificar la maleta. Me gustaba porque tenía algo de viaje antiguo. La usé una sola vez. Se enganchaba con todo. Una vez más comprobé que los viajes ya no tienen romanticismo.
  • 1 murciélago de papel.
  • 1 pato de goma.
  • 5 carcasas de rotuladores.
  • 1 cascabel de conejito de chocolate Lindt. Otro. La caza está siendo implacable.
  • 3 libros. Dos en alemán, uno en catalán. Los he llevado al bookcrossing y he conseguido volver con las manos vacías.
  • 1 paquete de cromos de futbolistas alemanes.

Total: 21

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *